Top Navigation

Su médico es el primer y principal recurso de información acerca de su cirugía.  La descripción de estos procedimientos están disponibles como una guía general, pero su procedimiento específico podría variar.  Para obtener una explicación más detallada de estos procedimientos respecto a sus circunstancias específicas, consulte a su médico.

Enucleación

001 (3)

Una enucleación incluye la remoción de los músculos del ojo y el nervio óptico.  Este procedimiento incluye la remoción del globo ocular de la cavidad ocular, junto con todos sus contenidos internos.  Después de la remoción del ojo, los músculos se reajustan a un implante ocular. El implante reemplazará el volumen perdido y dará movimiento a la prótesis ocular. Este tipo de cirugía se lleva a cabo en pacientes que padecen tumores oculares tales como retinoblastoma, trauma severo y ojos ciegos con dolor.

Para mayor información sobre prótesis oculares posteriores a una cirugía de enucleación, lea la publicación en nuestro blog, “Tratamiento de prótesis ocular para cirugía de enucleación”, que se encuentra en la pestaña Blog.

Evisceración

Una evisceración incluye la apertura quirúrgica del ojo. Este procedimiento incluye la remoción de los contenidos internos del globo ocular, incluyendo el iris, la córnea y la retina. Se coloca un implante orbital dentro del ojo para reemplazar el volumen perdido y dar movimiento a la prótesis ocular. Los músculos oculares y el nervio óptico se dejan intactos. Este tipo de cirugía se lleva a cabo en pacientes que padecen dolor en sus ojos ciegos y no responden a los antibióticos. La remoción del ojo puede calmar el dolor y evitar la necesidad de un futuro tratamiento con antibióticos.

 Para mayor información sobre prótesis oculares posteriores a una cirugía de evisceración, lea la publicación en nuestro blog, “Tratamiento con prótesis ocular para cirugía de evisceración”, que se encuentra en la pestaña Blog.

 Post quirúrgico

Después de la cirugía la cavidad del ojo comenzará a cicatrizar, reduciendo naturalmente la inflamación y el dolor. Dependiendo del protocolo post quirúrgico de su médico y su curso personal de cicatrización, será derivado a un ocularista generalmente seis semanas después de su cirugía aproximadamente. Este período de recuperación es una parte muy importante del proceso de ajuste de la prótesis ocular; asegurando que la cavidad este estable y saludable para que se pueda diseñar una prótesis de tamaño apropiado.

Existen varias técnicas de fabricación y ajuste usadas de acuerdo a las necesidades particulares. Cualquiera sea la técnica usada por su ocularista, el objetivo es siempre el mismo: crear una prótesis de la más alta calidad, de ajuste cómodo y estéticamente acode. El proceso completo comprenderá entre tres a cuatro encuentros con su ocularista.