Top Navigation

Niño con prótesis ocular Aproximadamente seis semanas después de la cirugía, el proceso comenzará con una consulta inicial, la cual brindará la oportunidad de que usted y su hijo se familiaricen personalmente con nuestro equipo de ocularistas profesionales. En Ocular Prosthetics, Inc. somos susceptibles a las necesidades de cada familia y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para explicar claramente lo que ocurrirá durante cada consulta. Es importante para el ocularista y los padres limitar las expectativas de lo que se puede lograr durante la primera visita. Con nuestros esfuerzos especiales para reducir el estrés en el niño, es común que para los pacientes más jóvenes se necesite más de tres consultas para completar una prótesis.

Las consultas de seguimiento para los niños y los bebés que reciben una prótesis ocular se programan cada tres meses, pero los tiempos individuales pueden variar. Será necesario agrandar o reemplazar la primera prótesis ocular para un niño después de un año dependiendo del paciente. Este reemplazo se debe principalmente al crecimiento de la cavidad ocular y a los cambios de color durante los primeros años de vida del niño. A veces es posible agrandar la prótesis si solo se necesita hacer algunos cambios menores.

Cuando los pacientes tienen entre dos y cinco años de vida, son comunes los reemplazos anuales, dependiendo de la cantidad de tejido depositado en la cavidad ocular y el crecimiento del niño. Cuando el niño alcanza los tres años de vida, las consultas de seguimiento con el ocularista se pueden extender a una frecuencia de seis meses.

Para los niños de entre seis y doce años, el reemplazo de las prótesis oculares se necesita con menos frecuencia. En esta franja etárea es común tener la misma prótesis ocular por dos o más años, agrandándola cuando es necesario. Sin embargo, el paciente debe continuar con sus consultas de seguimiento programadas cada seis meses.